Convocados por el Cluster de Frutos Secos de la Norpatagonia, actores públicos y privados participarán de talleres en distintas partes de la provincia para identificar los desafíos que deberá enfrentar el sector en los próximos diez años.
Las jornadas se realizarán el próximo miércoles 14 en el Alto Valle, el jueves 15 en el Valle Medio y, finalmente el viernes 23 en Valle Inferior.


El último plan de mejora competitiva para el sector fue consensuado en año 2010 por los integrantes del Cluster para orientar, coordinar y distribuir recursos que les permitirán producir mejor y generar conocimiento vinculado a la comercialización y el agregado de valor. En el año 2014 este plan fue fortalecido con nuevas ideas. Esta visión sirvió como norte para la actividad durante los últimos 8 años.
Hoy nuevamente el sector se planteará una discusión puertas adentro para identificar los desafíos futuros, teniendo en cuenta la situación actual en materia tecnológica, productiva y de mercado.
“El objetivo es continuar consolidando a la región como proveedora de frutos secos de excelente calidad con una gama de productos diferenciados. Los talleres servirán para definir hacia dónde queremos ir para continuar crecimiento como sector”, explicó la coordinadora del área de Frutos Secos del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca, Yanina Di Nardo.
En el mes de diciembre se realizará un último taller integrador para consolidar lo trabajado en las distintas regiones.
La producción de frutos secos en Río Negro alcanza actualmente las 1900 hectáreas cultivadas. La actividad se desarrolla principalmente en el Valle Inferior donde hay implantadas 974 hectáreas, pero la cosecha también se extiende a otras zonas como Valle Medio con 613 hectáreas en producción, Alto Valle con 311 y, también se observa una menor presencia de cultivos en localidades como Conesa y Río Colorado.
En la actualidad, Río Negro se posiciona junto con Mendoza, como una de las principales regiones productoras de nueces de nuevas variedades.-

0
0
0
s2smodern