Continúa BONIFICACIÓN por Pago Anual Anticipado de Tasas Retributivas Municipales de Choele Choel hasta el último día hábil de Abril...///...JUNTA ELECTORAL DE LUIS BELTRÁN INFORMA- Fechas Límite:*Para ratificaciones de permanencia e inscripciones de electores extranjeros: 3 de Mayo de 2019- *Para los electores argentinos que no estén o tenga errores en el padrón: 3 de Mayo de 2019- *Fecha Límite para oficialización de listas de candidatos (Art. 147 Ley Orgánica 2431) : 20 de Abril de 2019

La conservera perteneciente al grupo Arcor, La Campagnola, cesaría su actividad en la planta de Choele Choel. Esta vez el trascendido es de los propios empleados que han sido notificados de su desafectación a las tareas que prestaban. De confirmarse el impacto económico negativo afectará al comercio y haría crecer la demanda de asistencia social del estado tanto provincial como de los municipios.


Los propios trabajadores -off de record- comentan que sólo quedarían entre dos y tres serenos. El año pasado también se dio esta alerta que movilizó a los gobiernos provincial y municipales, hasta que se garantizó una temporada más.
Casi a finales de julio del año pasado, luego de agitadas jornadas de intendentes y hasta el propio gobierno de la provincia de Río Negro, se hizo sentir la voz de la empresa, indicando que la temporada (verano 2018/2019) estaba asegurada. Pero el vernao pasó y los empleados ya habrían sido notificados.
El tema no es menor para la economía vallemediense, pues a la caída directa de puestos de trabajo de decenas de trabajadores y trabajadoras jóvenes, se suma el impacto económico de la única industria que consume prácticamente toda la producción de tomates de la comarca de siete municipio de la región del valle medio de Río Negro. Por ejemplo: se dejarían de producir cientos de hectáreas de tomate para industria, cesaría la demanda de mano de obra para esta misma tarea, cesaría la demanda de transporte para llevar la cosecha hasta la planta, con la consecuente caída de demanda en otros rubros como gomerías, talleres, expendio de combustible, venta de agroquímicos, movimiento bancario. A su vez, esa misma caída en esta actividad, disminuiría notablemente el consumo en general en el comercio, y paralelamente podría crecer la demanda de auxilio al estado para asistencia social en general.
En julio del año pasado el anuncio de cierre de esta planta movilizó a municipios y autoridades provinciales. En aquel momento el propio Ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca de Río Negro, Alberto Diomedi, en declaraciones a FM “Estación Choele”, dijo estar al tanto de la información y comprometió viajar expresamente a reunirse en Choele Choel, con representantes de la empresa, cosa que hizo. Lo propio hizo entonces también el intendente choelense Daniel Belloso, a quien desde la empresa le aseguraron que en ese momento (julio 2018) se estaba plantando tomates para la temporada que ahora está casi finalizando. Idéntica información manejaba en ese momento el gobernador Alberto Weretilneck, quien luego hizo saber que esta temporada –ahora en su tramo final- estaba asegurada, aunque su afirmación dejaba un margen de duda, respecto de lo que pudiera suceder este año. Parece que ahora se confirma el cese de actividades de esta importante planta procesadora de tomates radicada desde principios de 1.910.
A pesar de las desmentidas, ya l año pasado empleados con mucha antigüedad recibieron la sugerencia de acogerse al retiro voluntario sin tener demasiadas opciones para decir que no.
El 2018, las políticas económicas de gobierno nacional habrían impactado negativamente a los intereses de esta empresa. Es que la industria nacional de pasta de tomate y salsas en general, ya venía “masticando bronca” por la importación de este tipo de productos a precios mucho más bajos aunque –presuntamente- de calidad menor. Con insumos dolarizados y costos laborales distintos, se hacía difícil mantener el volumen de producción con la caída del consumo que -en parte- obedece a la pérdida de poder adquisitivo de la clase media baja y al crecimiento de la pobreza y la indigencia. A eso se suma la presencia en las góndolas de productos importados a costos notablemente más bajos que reduce aún más el consumo de la producción nacional.-

0
0
0
s2smodern