Autoridades de Vialidad, en el momento de adjudicar la obra, señalaban que agosto era el mes ideal de inicio de los trabajos, para poder finalizar la obra antes de que se inicie el invierno. Pero está finalizando noviembre y a pesar de que la empresa está en Choele Choel, la obra no se inició aún. Versiones no oficiales culpan a Vialidad de no entregar el proyecto para que la empresa comience a trabajar.


Luego de que este medio hiciera público el retraso, la empresa hizo algunos movimientos en lo que será la banquina del futuro asfalto, tal vez para calmar las expectativas de los chacareros y usuarios de ese camino rural. Pero ese trabajo sólo se realizó en la recta que va a la escuela, mientras que el largo trayecto desde la ruta 250 hasta el lugar mencionado está en muy mal estado y sin ningún tipo de mantenimiento.
Luego del trabajo de la motoniveladora limpiando el sector contiguo al desagüe que acompaña el camino, todo volvió la quietud.
En off, trabajadores de la empresa coinciden en señalar que la culpa del retraso no es de la empresa, sino que están esperando que vialidad entregue el proyecto.
Los lugareños critican a Vialidad que cada tanto aparece con aparatos de medición y luego desaparecen. Temen que le inestable economía argentina impacte en el costo de la obra y que la misma sufra mayores retrasos más adelante, una vez que se hagan las certificaciones, y los costos se distancien de la proyección inicial. Pero todas son opiniones sin la información oficial.
La comparación obligada es que la obra del asfalto sobre el camino rural se adjudicó al mismo tiempo que el de la ruta 2. Pero la ruta ya inició sus trabajos hace más de 2 meses, mientras que los trabajos en el camino rural se demoran inexplicablemente.-

0
0
0
s2smodern