El Gobierno de facto consideró que el informe de la misión argentina Solidaridad con Bolivia —sobre la situación de derechos humanos durante el golpe de Estado— “realmente falta a la verdad y a la inteligencia del pueblo boliviano en general”.

La postura fue planteada este domingo por el viceministro de facto de Seguridad Ciudadana, Wilson Santamaría, en una entrevista con la radio Panamericana.

“Pretender alterar la realidad para intentar generar solidaridad y pena con la situación de Evo Morales es tremendamente irresponsable y lo primero que esperamos son las valoraciones de derechos humanos y de la propia Defensoría del Pueblo respecto de este informe para ver si hay alguien que en su sano juicio está dispuesto a valorarlo”.

La misión argentina presentó el sábado su informe preliminar sobre la misión de observación de la situación de derechos humanos.

Lo hizo en una conferencia de prensa en la que denunció una serie de contravenciones a los derechos humanos, entre otros, tortura y “abusos sexuales graves”.

La delegación anunció que el informe final que alista para dentro de dos semanas tendrá los sustentos de cada una de las supuestas irregularidades.

Santamaría aprovechó la oportunidad para ratificar lo anunciado por el ministro de Gobierno, Arturo Murillo, quien “ha sido claro” al advertir que “estamos observando el trabajo y el desenvolvimiento de todos los extranjeros en el país”.

“Todo extranjero que visita Bolivia en apego a la ley tuvo, tiene y tendrá garantías, pero no se va a tolerar la participación de ningún ciudadano extranjero en actividades que pretenden agitar nuestra sociedad”, dijo.-