El bebé, de 7 meses, presentaba bajo peso. El gobernador Saénz y los partidos patronales continúan negándose a que se discuta la emergencia en la Legislatura.

Un bebé de 7 meses ingresó ayer sin vida al hospital de Tartagal a causa de una asfixia mecánica por broncoaspiración, según informó la periodista Paula Poma en su cuenta de tuiter.

Es la octava muerte en la provincia en lo que va del año. Muertes que son producto de la brutal situación de pobreza y marginalidad de las poblaciones del norte, las más abandonadas por los Gobiernos de turno. Algo totalmente evitable.

Como ya venimos informando desde la Izquierda Diario, en el hospital de Tartagal hay decenas de niños y niñas con bajo peso y hasta familias enteras que, en las camas o pasillos, presentan cuadros de desnutrición agudos. Además, por las fuertes lluvias que se dieron durante estos días el problema del agua se vuelve aún más acusiante y un peligro latente.

Fuentes de las comunidades denunciaron que, además, no tienen ningun tipo de manejo y control sobre las donaciones que llegan para ellas, que quedan a merced de los punteros de los partidos tradicionales.-

.

*Izquierda Diario