La Central de Trabajadores de la Argentina (CTA) seccional Fiske Menuco demanda celeridad a la justicia para que fije la pena que corresponde al docente Javier Bernel, declarado culpable el pasado 14 de noviembre por abusos sexuales contra nueve niñas y una tentativa de abuso contra otra nena, todas alumnas de 3° y 4 grado –a la que se suma una más que fue desestimada- durante su desempeño como maestro en las escuelas primarias 38 de Stefenelli y 56 de Campamento de la ciudad de General Roca.

La mayor preocupación de la Central obrera es que el 21 de diciembre vence la prisión preventiva y podría quedar en libertad si la sentencia no se afirma este viernes en la Audiencia de Cesura, donde se fijarán los años de condena para esperar luego que se fije una fecha para la Audiencia de Sentencia.

“Lo preocupante de esta situación es que si antes del 21 de diciembre la justicia no le determina la condena, esta persona nefasta podría quedar en libertad a la espera de la resolución del Juicio”, señaló Zulma Dávila, secretaria general de la CTA Fiske Menuco.

“Queremos que la justicia sea determinante en esto: pedimos una condena ejemplar, que sea resuelta cuanto antes. Es una persona muy peligrosa y desde la CTA queremos que la justicia se haga eco del reclamo de toda la sociedad y nos empiece a cuidad, así como gritamos una vez más: las niñas no mienten”, completó la dirigente.-