El legislador Luis Noale y el vocal de la Comisión de Fomento de Sierra Paileman, Alfredo Medina, manifestaron su enérgico repudio al arbitrario despido efectivizado por el comisionado de Fomento, Leonardo Sergio Nahuelhual, en contra del empleado que, sin ningún tipo de cobertura ni contrato formal, se encargaba de la atención de la cisterna que provee de agua diariamente a los vecinos del lugar.

“La determinación del titular de la comuna del paraje es en clara represalia por la difusión de las graves falencias que evidencia el reservorio recientemente construido con fondos del plan Castello y denota un inaceptable autoritarismo por parte de Nahuelhual”, expresaron los referentes del Frente de Todos. 

Agregaron que “no puede dejarse pasar esta actitud que recuerda a los peores ejemplos de persecución y castigo a quien denuncia lo que se hace mal y pedimos urgentemente que se dé marcha atrás con lo decidido en contra del trabajador, al mejor estilo patrón de estancia, vulnerando todos los derechos laborales de un operario que de lunes a lunes y a toda hora se encargaba del funcionamiento del tanque y la provisión del agua a los habitantes”. 

Coincidieron en que “la forma irregular de incorporación al empleo alcanzaría a otras personas del lugar, que quedan a merced del humor del comisionado que define su futuro y el de sus familias de un día para el otro”. 

Por otro lado, Noale informó que ya está avanzado el pedido de informes a las autoridades provinciales para que den cuenta de los controles llevados adelante en la ejecución de la obra de la cisterna que no cumplió con las expectativas y que demandó una cifra considerable de dólares provenientes del plan Castello. 

En tanto, Medina realizó un requerimiento formal a Nahuelhual para que presente toda la documentación vinculada a la contratación de los trabajos, las especificaciones técnicas de la obra, los pagos realizados y otros detalles.-