La central obrera advierte que la instalación de la represa afectará el caudal del río Colorado y tendrá un impacto ambiental negativo. Más de 200.000 personas en riesgo.


Este viernes de 10 a 12, la CTA Autónoma de Río Negro protestará en cinco puntos contra la instalación en Mendoza de la represa hidroeléctrica Portezuelo del Viento e informará a los vecinos y transeúntes sobre el daño ambiental, económico y sanitario que implica modificar el cauce del río Colorado afectando a más de cuatro provincias.

La central visibilizará su propuesta sobre los puentes de Río Colorado, Catriel, Casa de Piedra, paraje La Japonesa de Gobernador Dubal y Pedro Luro.

“Hemos resuelto visibilizar nuestro rechazo al proyecto Portezuelo del Viento como central sindical que forma parte del pueblo de Río Negro, que ya se ha expresado en contra”, señaló Rodrigo Vicente, secretario gremial de la CTA Autónoma.

“Son varios los aspectos que motivan nuestra oposición: el más importante, es que no se ha consultado ni informado a las 200 mil personas involucradas sobre los cambios que traerá aparejada la central hidroeléctrica”, agregó.

“La modificación del cauce del río Colorado atenta contra nuestra cultura: bebemos del río, regamos nuestra producción frutícola y agrícola, es una fuente de ingresos por su capital turístico”, dijo.

¿Por qué la CTA Autónoma está en contra?

Portezuelo del Viento es un proyecto de represa hidroeléctrica que el Gobierno de Mendoza pretende construir sobre el río Grande, principal afluente del río Colorado. Incluye la construcción de una central hidroeléctrica y una obra conexa que permitirá trasvasar parte del caudal al río Atuel.

Según estudios de la Universidad de La Pampa, el impacto sobre el curso de agua podría verse reducido hasta en un 70%. El daño ambiental tendría consecuencias catastróficas.

El Colorado atraviesa regiones de estepa semidesértica: es un recurso sumamente valioso para la cuenca que recorre Neuquén, Rio Negro, La Pampa y Buenos Aires.

Además, la central obrera advierte que el proyecto no fue aprobado por la Secretaría de Ambiente y que los datos hídricos y geotécnicos del proyecto están desactualizados: son de la década del ’70.-