La Cámara de Apelaciones en lo Civil de Cipolletti revisó y confirmó la sentencia de primera instancia que había fijado un monto de indemnización de 882.366 pesos más intereses a favor de un ciudadano que fue detenido y sometido a una golpiza en un calabozo de la Comisaria Séptima de Cinco Saltos.

Para arribar a ese monto económico, el fallo receptó los rubros de daño físico, moral, psicológico e incapacidad.

“Debemos tener en consideración que en el presente caso no se trata de la fijación de daño moral por el acaecimiento de un accidente de tránsito o de un daño sufrido injustamente por parte de un tercero, sino que es con motivo de las lesiones sufridas por un ciudadano, mientras se encontraba detenido por personal policial de la Provincia y que, en franca violación de sus funciones y aprovechándose de la situación, dentro de una comisaría, donde se debe velar por la integridad de las personas, se le propinaron golpes que le produjeron las lesiones determinadas por medico policial y que motivó que tuviera que ser enyesado y finalmente le dejara un 20% de incapacidad”, dice la sentencia que lleva la firma de los jueces Alejandro Cabral y Vedia, Emilce Álvarez y Marcelo Gutiérrez.

Por el caso se hizo un juicio en la sede penal y la Cámara Segunda en lo Criminal condenó a varios policías a la pena de tres años en suspenso e inhabilitación por el delito de vejaciones agravadas. Ese fallo penal fue revisado en todas las instancias, incluso la defensa llegó a interponer un recurso de queja hasta la Corte Suprema que fue rechazado.

El hombre que fue víctima de las vejaciones consignó que la madrugada en que fue detenido circulaba en un vehículo junto con otro acompañante. La policía adujo que habían circulado en contra mano y alcoholizados y los llevaron a la Comisaría Séptima. Entonces lo despojaron de sus pertenencias y lo golpearon entre varios uniformados una vez dentro del calabozo. Como consecuencia, sufrió una fractura de tobillo y debió ser trasladado en ambulancia, atendido por un traumatólogo y posteriormente enyesado.

El damnificado consignó en el expediente que luego de la golpiza sufrida continuó una persecución hacia su persona, que fue denunciada oportunamente en el fuero penal; que inclusive recibió graves amenazas. Que por todo ello se dictaron medidas de prevención (prohibición de acercamiento del personal policial).

La demanda prosperó por los siguientes rubros e importes indemnizatorios: Daño físico incapacidad sobreviniente: $ 493.165,90.-; gastos de asistencia médica: $ 20.000.-; daño moral: $ 350.000.-; daño psicológico (tratamientos psicoterapéutico y psiquiátrico): $ 19.200.- Lo que totaliza la cantidad de $ 882.366 pesos más intereses.-