La central obrera advirtió a los legisladores provinciales: “No hay consenso con trabajadores y tampoco con los pueblos originarios en contra”.


Para la CTA Autónoma, el proyecto de Código de Tierras Fiscales en Río Negro no tiene consenso mientras las comunidades indígenas y las centrales sindicales resistan la entrega de más de 5 millones de hectáreas a la explotación hidrocarburífera mediante fracking y la megaminería.

“No entendemos a qué consenso se refiere la clase política. Para la CTA Autónoma no hay consenso con trabajadores y tampoco con los pueblos originarios en contra, comunidades indígenas que reclaman la posesión de tierras y productores amenazados por el avance del fracking”, expresó el secretario gremial de la CTA Autónoma, Rodrigo Vicente.

Para la central obrera, el proyecto de ley plantea taxativamente la disposición de tierras fiscales a “las nuevas demandas y formas de explotación y producción” y explicita qué actividades están vedadas hoy en la ley: la minería y el turismo.

“Dirigentes de nuestra CTA como Hugo Aranea y Orlando Carriqueo han sido claros: el nuevo Código pretende condicionar la posesión de tierras a las comunidades originarias que litigan con el Estado. Hay párrafos grises en el proyecto”, agregó Vicente.

Por el contrario, la CTA Autónoma pretende que se amplíe el precepto de que “la tierra es para quien la trabaja”, incluida en el texto, y se destaque sobre el uso comercial de la tierra el bien común.

La CTA recordó la lucha llevada adelante por el pueblo mapuche en 2016, cuando hubo un primer intento de avanzar con un proyecto de este tipo.-