Imprimir
Categoría: PROVINCIALES
Visto: 51

Tras el amparo presentado por la central, la Cámara del Trabajo también ordenó indemnizarlos.


La Cámara del Trabajo de Viedma ordenó reinstalar en sus puestos a los estatales despedidos del Hospital Artémides Zatti de Viedma y a ser materialmente reparados por Compañía Integral de Alimentos SA, la empresa concesionaria del servicio de cocina en el establecimiento sanitario.

El fallo, que lleva la firma de los jueces Gustavo Guerra Labayén y Carlos Valverde, hace lugar al amparo presentado por la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA) Autónoma en favor de Ricardo Cayunao, Cynthia Campoy y Gabriel Eulogio, echados por su afiliación gremial.

Así lo entendieron los magistrados, al concluir que la empresa concesionaria notificó a los trabajadores de su desvinculación nueve días después de haberse afiliado a la central obrera, constituyendo un grave antecedente de discriminación sindical.

“La supuesta invocación de esa causal para rescindir el vínculo pretende disfrazar un despido-represalia, máxime teniendo en cuenta que existieron amenazas previas a las comunicaciones postales tendientes a evitar que se afiliaran a la entidad sindical. Por tanto, expresan que la extinción del vínculo debe encuadrarse dentro de la categoría de despidos sospechosos de discriminación”, manifestaron los jueces en relación a uno de los argumentos patronales.

“Este es un triunfo de los trabajadores a favor de su libre sindicalización. También es un llamado de atención: desde ATE seguiremos reclamando que áreas estratégicas de servicios públicos, como la cocina de un hospital de una ciudad capital, no pueden estar en manos de privados”, expresó el secretario general electo de ATE, Rodrigo Vicente.

Algunas de las víctimas fueron empleadas en el puesto desde 2013 por otros concesionarios, y registran deudas en el pago de aportes sociales.

“Como es tradición, desde la CTA hemos decidido acompañar y asumir la defensa de estos trabajadores víctimas de despidos arbitrarios y discriminación por haber resuelto organizarse gremialmente”, señaló Diego Sacchetti, asesor legal ATE y la CTA.

La Cámara de Trabajo ordenó a Compañía Integral de Alimentos SA a indemnizar a los trabajadores en la suma equivalente a los salarios que dejaron de percibir desde la notificación de la cesantía y hasta su efectiva reincorporación, con costas.-

powered by social2s