En Esquel, presentaron la acusación contra el médico Werther Aguiar por su presunta vinculación con la divulgación de fotos de Santiago Maldonado.


Al médico se lo imputa de violación del secreto profesional y de incumplimiento de deberes de funcionario.
El juzgamiento es llevado por la jueza federal de Comodoro Rivadavia, Eva Parcio, en el Casino de Oficiales de la Policía de Esquel. Al comienzo de la audiencia, se leyó la acusación contra el profesional.

El médico, que pertenece a la Policía Federal, está acusado de “violación de secreto profesional”, e “incumplimiento de los deberes de funcionario público”, por haber divulgado el 17 de octubre de 2017, las fotos del cadáver del artesano Santiago Maldonado, tomadas en la morgue que funciona en el cementerio de Esquel.

La falta del médico legista, según los especialistas, encuadra en lo establecido en el artículo 157 del Código Penal que destaca que “será reprimido con prisión de un mes a dos años e inhabilitación especial de un a cuatro años, el funcionario público que revelare hechos, actuaciones, documentos o datos, que por ley deben ser secretos”. La familia Maldonado es la querellante, patrocinada por los abogados Verónica Heredia y Alejandro Fernández Vecino, en tanto el doctor Aguiar es acompañado por el defensor público Fernando Machado.

La audiencia que empezó alrededor de las 9, tuvo dos cuartos intermedios, y finalizó a las 16 horas. Hoy será la segunda jornada. El fallo se podría conocer el viernes o en el curso de la próxima semana.

El cuerpo de Santiago Maldonado fue encontrado en el río Chubut el 17 de octubre del 2017, tras su desaparición y búsqueda desde el 1º de agosto de ese año. Había estado con la comunidad del Pu Lof en Resistencia Cushamen en Leleque, cuando hubo una fuerte represión de la Gendarmería. Ese mismo día del hallazgo, el cadáver fue trasladado a la morgue de Esquel, para los exámenes preliminares, ya que la autopsia fue realizada en Buenos Aires. No habían transcurrido muchas horas, que las fotos tomadas en la necropsia ya estaban viralizadas en el país.

Las investigaciones de la divulgación de las imágenes, que impactaron muy fuerte en la angustia y dolor de los Maldonado, recayeron en el teléfono móvil del médico Werther Aguiar, a partir de lo cual se inició un proceso judicial con el procesamiento del profesional.

Vallado y prensa palpada

El juicio que se extenderá hasta el viernes, en el inicio tuvo ribetes desde la estricta reglamentación para los periodistas, hasta el despliegue de policías de la Provincia y la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA), que arribó a Esquel con efectivos traídos de Neuquén.

Las inmediaciones del Casino de Oficiales de la Policía fueron valladas, y se permitió el acceso únicamente a la prensa acreditada, y a representantes de entidades como la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos, conformando un grupo que presenció la primera jornada, de no más de 35 personas, un número acorde a las dimensiones del salón.

Los periodistas debieron comparecer a las 7:30 en el Juzgado Federal, donde se los acreditó, trámite que se deberá realizar cada día, y la llegada al salón del juicio es permitida sólo en una Trafic dispuesta por la Justicia Federal. En el lugar, los policías trabajan con el detector de metales, y son palpados tanto los periodistas como las demás personas acreditadas.

Fallo aleccionador

Sergio Maldonado, habló con la prensa. Es querellante en la causa por la filtración de las fotos del cuerpo de su hermano Santiago. Sostuvo que la familia espera que el fallo del juicio sea favorable y aleccionador para el resto de las víctimas que tengan que pasar por una situación similar.

Reflexionó que “hubo gente que se siguió atendiendo con alguien –en referencia del doctor Aguiar-, que continuó ejerciendo una función pública más allá de todo lo que ocurrió”, y aseguró que la preocupa esa indiferencia ante una situación en la que el profesional actuó de tal forma.

“Tener frente a nosotros al acusado (de la filtración de las fotos del cuerpo de Santiago), me genera la misma miserabilidad desde aquel 17 de octubre”, enfatizó Sergio Maldonado. Asimismo, tanto su esposa Andrea Antico como él y toda la familia, insistirán con la investigación de la desaparición forzada de Santiago.

Acerca del operativo de seguridad montado para este juicio, Maldonado sostuvo que “es otra payasada de todas las que hace PatriciaBullrich (ministro de Seguridad de la Nación), queriendo demostrar poder generar ese poder, moviendo todo el aparato para algo que no tiene ningún sentido. Se destinan un montón de recursos a algo que no vale la pena”.

Más de 180 hombres

Sobre el operativo de seguridad dispuesto por la Jueza Federal Eva Parcio, el Jefe de la Unidad Regional Esquel de la Policía Provincial, comisario mayor Rodolfo Hess, dijo a Jornada que además de la fuerza provincial, tiene una intervención directa la Policía de Seguridad Aeroportuaria, recalcando que “todo se está desarrollando con normalidad”.

Recordó que son cuatro días de juicio, al tiempo que consideró que “la ciudadanía entenderá que se debe garantizar la seguridad”. Bajo su responsabilidad, forman parte del operativo 94 efectivos, con la coordinación del Jefe de Operaciones de la URE, comisario inspector Vicente Avilés.

Asimismo Hess informó que arribaron a Esquel desde Neuquén, 93 integrantes de la PSA, comandados por el comisionado mayor de la zona patagónica, Néstor Castro. Ante cualquier eventualidad que se pudiera presentar, la Unidad Regional tiene en reserva 85 policías.

Comunicado de la familia

La familia Maldonado, ayer emitió un comunicado, haciendo referencia al comienzo del juicio contra el médico de la Policía Federal Argentina, Werther Aguiar. “El médico –señaló el aprte- fue convocado ese día por las autoridades de la Policía Federal Argentina. Su tarea: alquilar una ambulancia para el traslado del cuerpo encontrado en la Pu LofCushamen hasta la morgue de la ciudad de Esquel.

Su defensa a cargo del defensor oficial Fernando Machado, se centra en que siempre actúo bajo las órdenes del Juez (Gustavo) Lleral y del subcomisario (Enrique) Terremoto –por entonces Jefe de la Subdelegación Esquel de la Policía Federal-; que le envió las fotos al subcomisario a su pedido y que esto era una práctica habitual”.

“La conducta del médico de la Policía Federal Argentina –consideró la familia del joven artesano-, se enmarca en la violencia del Ministerio de Seguridad contra Santiago y la familia.. Santiago desapareció con vida durante la represión de Gendarmería, Prefectura no lo encontró durante 78 días, y la Policía Federal filtró su imagen sin vida”, reprochó la familia Maldonado en el comunicado.-