Concluido el último encuentro paritario entre la Asociación Trabajadores/as del Estado (ATE) de Río Negro y el Gobierno Provincial –en el marco de la Mesa de la Función Pública- distintas comunicaciones llegaron a los referentes de la entidad sindical en demanda de la contemplación de la posibilidad que el anticipo de los aumentos salariales sea también abarcativo del personal dependiente de la Policía de la Provincia y del Servicio Penitenciario Provincial. Se trata de 8500 policías y más de 600 agentes penitenciarios.

"El anticipo del aumento debe alcanzar a todos y no pueden quedar sectores de la Administración Pública que sean excluidos. La Policía y los agentes penitenciarios también deben ser alcanzados por este beneficio. La ausencia de sindicalización en estas fuerzas limita sus reclamos", detalló el Secretario General de ATE y CTA Río Negro, Rodolfo Aguiar.

Es que la marcada inflación, producto de la brutal devaluación y los incrementos de tarifas y combustibles, golpea por igual a todos los asalariados, independientemente de su lugar de trabajo. Y el adelantamiento de 5% (3 en julio y 2 en agosto) servirá para mantener el poder adquisitivo de los estatales, mientras se discuten los incrementos para la segunda parte del año.

En tal sentido, el referente de los estatales rionegrinos, se hizo eco también de la demanda de los sectores que no pueden tener representación gremial, como es el caso de la policía de Río Negro. Concretamente cientos de agentes de esa fuerza –como ha sucedido años anteriores- se han comunicado en las últimas horas con la Asociación Trabajadores/as del Estado (ATE) para pedir la intermediación de su reclamo.

Por otro lado, también se reiteró el reclamo por las condiciones laborales bajo las que tienen que cumplir servicios: comisarías que se encuentran deterioradas, baños inutilizables, falta de insumos básicos, móviles con desperfectos mecánicos y falta de combustible entre, otros puntos.-

0
0
0
s2smodern