El ginecólogo Alcides Pinazo fu absuelto en otra de las causas en su contra por denuncias mientras presidió el IPROSS. En este caso fue una causa penal por gastos telefónicos. Los magistrados criticaron la pobreza de las pruebas y la torpeza de la investigación.


Pinazo a enfrentado varias causas por presuntos delitos mientras conducía la obra social IPROSS pero a medida que transcurre el tiempo, ha ido logrando la absolución una a una de esas causas. Ahora se lo juzgaba por un proceso penal iniciado por el juez Fabio Igoldi a fines del 2014, por “fraude a la administración pública”. Se lo acusaba de haber contratado de manera irregular de un servicio de telefonía en presentación del IPROSS. La denuncia había sido radicada por la Fiscalía de Investigaciones Administrativas.
Finalmente, el Tribunal penal, con la presidencia de Guillermo Bustamante y los jueces Carlos Valverde y Sandra Filipuzzi determinaron su absolución.
En el juicio, el cuestionado fiscal Hernán Trejo, sostuvo su acusación por entender que quedó demostrado “el accionar doloso del imputado, violando la normativa de las contrataciones”, poniendo énfasis en que hubo un abuso de confianza. El fiscal señaló que esto trajo como consecuencia un perjuicio para el Estado porque “se pagó por un servicio que no se utilizó”. Puntualmente, un servicio de telefonía celular, en base al sistema corporativo.
“…la maniobra de contratación de servicio de telefonía móvil -a priori- aparece informal, e incluso torpe (…) no es menos cierto que no ha probado la totalidad de los extremos fácticos que ha mencionado en la formulación del hecho base de la acusación, como así tampoco ha demostrado la existencia de la totalidad de los elementos del tipo penal en análisis…”.
Por otra parte, hacen pié en documentación que da cuenta que por nota expresa y reiterada se pidió al Banco Patagonia S.A. que dejara sin efecto los débitos automáticos a favor de la empresa de telefonía celular CLARO, manifestando que nunca habían sido autorizados.
Los jueces interpretan que el acusado –Alcides Pinazo- nunca reconoció como propia “la contratación de la empresa Claro”. Así, la acusación del fiscal no logra demostrar que el acusado haya faltado a la verdad ante esta afirmación, del mismo modo que no pudo demostrar de forma alguna, responsabilidad en la contratación de marras.-

0
0
0
s2smodern