La Central de Trabajadores de la Argentina (CTA) Autónoma junto a la Asociación Trabajadores del Estado (ATE) de Río Negro protestaron este mediodía sobre los puentes que unen Cipolletti y la ciudad de Neuquén contra la política salarial y presupuestaria que el gobierno de Macri aplica sobre las universidades.

La medida fue definida en una histórica asamblea interfacultades de la Universidad Nacional de Comahue (UNCo) que convocó a 3000 estudiantes, trabajadores y docentes, junto a un amplio arco gremial y partidario.

En la jornada de hoy la unidad en defensa de la educación pública volvió a ganar las calles para denunciar la miserable propuesta del 15% de aumento salarial para los docentes, sin cláusula gatillo ni vías de negociación, que ofrece el Gobierno en un marco de una inflación proyectada del 40%.

“La CTA acompaña y protagoniza esta lucha repudiando las políticas de ajuste y bajas salariales de este modelo neoliberal que, en vez de ajustar a los sectores que hoy se están enriqueciendo con la timba financiera ,le hacen pagar a los trabajadores y los sectores más desprotegidos los negocios que hacen”, señaló Manuel Hermida, secretario adjunto de la CTA Autónoma de Río Negro.

El dirigente además adelantó que el lunes la lucha sigue con un corte en la ruta 22 y continua con otros cortes en la ruta de petróleo.

De este modo, la pulseada se profundiza y no se detiene hasta conseguir una universidad con más presupuesto, buenos salarios para sus docentes, sin restricciones, y en la que puedan estudiar todos los trabajadores y los hijos de los trabajadores. Una universidad al servicio del pueblo.-

0
0
0
s2smodern