El Ministerio de Educación presentará una denuncia penal y otra ante la Fiscalía de Investigaciones Administrativas, para investigar el origen del incendio -presuntamente intencional- que se produjo esta mañana en la ESRN 9 de General Roca.


Asimismo, la cartera manifestó la profunda preocupación de sus autoridades por la reiteración de hechos vandálicos en edificios educativos de la ciudad del Alto Valle.
En lo que va del receso escolar, fueron atacados nueve establecimientos. De ellos, dos son jardines de infantes, en cinco funcionan escuelas primarias y otros dos corresponden a Educación Secundaria.
El hecho de mayor gravedad se produjo en la madrugada de este lunes, con el incendio del edificio de la ESRN 9, situación que está siendo investigada ante los indicios existentes de intencionalidad mediante y manifiesta.
El subsecretario de Coordinación de la cartera educativa provincial, Adrián Carrizo, definió el hecho como “muy lamentable” y adelantó la presentación de denuncias, tanto en el ámbito administrativo como penal, para el esclarecimiento de lo ocurrido.
“Es muy lamentable; ha sido una madrugada catastrófica para toda la comunidad educativa de General Roca y de toda la provincia”, indicó el funcionario.
En ese sentido, Carrizo sostuvo que “se hará la correspondiente denuncia ante la Fiscalía de Investigaciones Administrativas y obviamente ante la Justicia Penal para que se investiguen los hechos”.
La afectación del primer piso del edificio hará necesario “evaluar cómo quedó la estructura del techo para consignar los pasos a seguir”, agregó.
La ESRN 9 ya había sido blanco del saqueo de todos los elementos de la Mutual escolar "Manos que ayudan", a través de la que los propios estudiantes concretaban acciones solidarias para sus pares que lo necesitaran.
Durante los últimos meses, el Jardín de Infantes 23 sufrió tres robos en menos de una semana, en los que fueron sustraídas cajas de leche y distinto tipo de equipamiento.
En otros hechos, el Jardín 18 sufrió el robo de su tanque de agua, lo mismo que ocurrió en la Escuela Primaria 56, donde -además- fue sustraída la bomba de agua. Ese mismo equipo fue robado en la Primaria 275.
En distintos hechos registrados en los edificios de las escuelas 133, 286 y 274, se activaron matafuegos, destrozaron vidrios y hasta fueron borrados archivos administrativos de las computadoras.
A todo esto, en el CET 1 también se produjeron ataques vandálicos, como la rotura de todos los vidrios de su edificio.
El Ministerio provincial destaca el trabajo conjunto requerido para el sostenimiento del sistema educativo, que implica también el compromiso social para el cuidado de toda la infraestructura existente.-

0
0
0
s2smodern