Mientras el gobierno provincial difundió la noticia de la decisión unánime de un Centro de Atención de EDERSA en Chimpay –ocultando que ello significará aumento en la tarifa eléctrica- la Cámara de Comercio Industria y producción se opuso con argumentos más que atendibles. Sin embargo esa exposición no mereció siquiera una respuesta.


LA entidad de comerciantes e industria que tiene sede en Choele Choele, le dio mandato a Mariano Katz, quien se acreditó en el proceso de audiencia pública que se dio en Chimpay este jueves 29 de noviembre. Allí, Katz, quien es Presidente de la “Cámara de Comercio Industria y producción” y Secretario de la Federación de Entidades Empresarias de Río Negro, al hacer uso de la palabra, expuso: “1) Nuestra Postura es a favor de la instalación y apertura de la oficina comercial y técnica en la Ciudad de Chimpay, esto beneficia a las guardias que la Empresa Distribuidora tiene en Choele Choel y También en la localidad de Villa Regina, pero consideramos que es importante dejar expresamente mencionado que la misma, al igual que las otras dependencias como por ejemplo las Ciudades de Ing. Huergo, Barda del Medio, Trenetta Yaminue, ya fueron contempladas en las tarifas aprobadas a través de la resolución 175/17 y que durante estos últimos 15 meses transcurridos la Empresa Distribuidora incumplió”.
Como se puede apreciar, los argumentos esgrimidos son dignos de un debate difícil de rebatir. Sin embargo, y tal como sucede con las audiencias públicas no vinculantes, las expresiones contrarias a la idea que se pretende instalar, terminan siendo un espacio de catarsis, sin que nadie se digne a discutir, o dar una devolución de por qué no correspondería dar lugar a esa propuesta.
“Debemos a través de Vuestro Ente (en alusión al EPRE) brindar seguridad Jurídica a todos los Rionegrinos, es por ello que la postura de nuestra cámara es a favor de su instalación, considerándola fundamental para el progreso de la Ciudad de Chimpay, pero nos oponemos que dichos costos se trasladen a las tarifas de energía por estar esta ya contempladas expresamente en las tarifas oportunamente sancionadas” puntualizó Mariano Katz en la audiencia pública.
Así, las audiencias públicas, terminan siendo un trámite burocrático sin sentido, donde se legitiman decisiones de dudoso beneficio, o –como en este caso- con un beneficio a una localidad, incumpliendo obligaciones contraídas, y –lo que es peor- aprovechando la oportunidad para aumentar una tarifa de un servicio que cosecha críticas permanente por su deficiencia.-

0
0
0
s2smodern