Desde hace algunos días, un numeroso grupo de familias ocuparon tierras municipales en un barrio en construcción. El espacio ocupado iba a ser destinado a una plaza. Sostienen que quieren soluciones habitacionales allí o en otro lugar de la localidad. Algunos vecinos de Chimpay muestran escepticismo y sostienen que son gente de afuera con unos pocos chimpayenses cercanos al intendente Funes.


Son más de 20 familias –con algunos niños- que se instalaron de manera precaria en el barrio denominado “Luis Landriscina”, situado a la vera de la ruta 22 cercano a la planta de faena de equinos.
El argumento que esgrimen es que quieren terrenos para poder levantar sus viviendas, aunque no se sabe si tienen capacidad de pago para adquirir un solar. Es que desde el año pasado, el municipio puso a la venta lotes, y aún existe la oferta en distintos puntos de la localidad, sin que ninguna de estas familias se haya interesado en la compra de un terreno.
Por ello se deduce que podría tratarse de familias de escasos recursos, lo que haría que el gobierno municipal deba resolver como dar una respuesta a esta problemática social.
Desde el municipio señalan que siguen el tema con atención, aunque no se conocen acciones tendientes a darle solución al tema. Pues, si tiene poder de compra, se resolvería con la venta financiada de lotes municipales. En caso que se trate de familia de bajos recursos, la urgencia seria mayor, pues se trata de darle contención urgente a familias con niños, que no pueden estar librados a su suerte ante una necesidad social acuciante como es la necesidad de una vivienda digna.-

0
0
0
s2smodern