El sistema de radar en Chimpay fue objeto de polémica –por haber funcionado durante determinado tiempo sin autorización- hasta que finalmente fue autorizado. Ahora sigue generando polémica ya que están llegando multas por exceso de velocidad, registradas en momentos en que el radar no contaba con autorización. Algunos conductores analizan acudir a la justicia acusando al municipio de fraude.


El polémico radar instalado sobre la Ruta Nacional 22 en la ciudad de Chimpay funciona de forma regula y legal a partir del21 de noviembre de 2018. Sin embargo, a distintos domicilios de automovilistas de Valle Medio y de otras regiones, comenzaron a llegar recientemente notificaciones de faltas detectadas con el sistema de radar antes de esa fecha, es decir, cuando las autoridades nacionales no habían autorizado el uso de ese equipo, y cuando la Defensoría del Pueblo de la provincia, expresamente instó a la comuna a reintegrar el dinero cobrado por multas de faltas registradas con ese sistema.
Recién desde el 21 de noviembre en adelante el sistema de radar estuvo en condiciones de multar a los conductores que excedieran la velocidad máxima permitida. Anteriormente un centenar de automovilistas habían sido multados, pero se conoció que el equipo no estaba autorizado por lo que las infracciones no tenían validez y el municipio se vio obligado a reintegrar el dinero.
Automovilistas de tomaron contacto con este medio, solicitaron se preserve su identidad, pero afirman que están tratando de contactarse aquellos que han recibido notificaciones de multas, para iniciar una acción judicial por presunto fraude contra el municipio de Chimpay, quien habría emitido las notificaciones recientemente, aún sabiendo que antes del 21 de noviembre, toda infracción detectada con el radar, no tiene validez. Aún así, pretenden cobrarlas. “Creemos que se trata de una avivada. Saben que mucha gente ni se va a percatar de la irregularidad, y van a pagar. Eso a nuestro entender, podría configurar una estafa. Pues entonces, que la justicia haga lo que tenga que hacer” señaló una vecina vallemediense que mostró una multa por una infracción registrada con el radar en abril del 2018.
Cabe recordar que fueron un centenar de reclamos los que se recibieron en la Defensoría del Pueblo de Neuquén y Río Negro tras conocerse que el Juzgado de Faltas de Chimpay estaba multando a los conductores que circulaban por allí con un equipo de radar que no contaba con la autorización de la Agencia Nacional de Seguridad Vial.
En ese momento, las numerosas multas generaron una ola de denuncias en la Defensoría. A raíz de eso, se vieron obLigados a devolver lo que les cobraron.-

0
0
0
s2smodern