Home NACIONALES La Unión Europea cofinancia un proyecto en Salta para brindar mayor asistencia sanitaria a comunidades indígenas

La Unión Europea cofinancia un proyecto en Salta para brindar mayor asistencia sanitaria a comunidades indígenas

by rularrondo

El proyecto “Llegar al Norte”, cofinanciado por la Unión Europea y ejecutado por la Asociación Civil Franciscana Pata Pila y Fundación ProYungas, busca restituir derechos humanos básicos en 16 comunidades originarias de Embarcación, Pichanal y Alto la Sierra, en el norte de Salta, trabajando activamente con los pueblos wichí, chorote, toba y ava guaraní de la región.

En el mes de abril culminó el primer año de los tres que dura el proyecto, cuyos objetivos apuntan a dar respuestas a la emergencia sociosanitaria en la zona, declarada en el año 2020. A lo largo de ese período Pata Pila y ProYungas realizaron numerosas actividades, siempre con miras a generar un puente entre la asistencia y el desarrollo. Tales acciones fueron efectuadas dentro de un marco inter-institucional, es decir, en conjunto con organizaciones comunitarias, asociaciones civiles, ONGs, Ministerios provinciales, Instituciones del Estado Nacional, Redes Chaco, etc.

Durante el primer año de “Llegar al Norte”, se brindó asistencia sanitaria integral a 1800 niños y niñas de 0 a 5 años pertenecientes a comunidades indígenas de los municipios de Pichanal, Embarcación y Santa Victoria Este, aumentando el acceso de los y las menores a servicios de prevención, seguimiento, diagnóstico y tratamiento nutricional.

Teniendo en cuenta la problemática del acceso a agua potable que sucede en la región, junto con Cruz Roja Argentina se realizaron relevamientos de agua en las locaciones beneficiarias del proyecto. A partir de esta acción se llevaron adelante obras que permitieron el acceso de agua apta para higiene y consumo en las comunidades, promocionando los conocimientos en sus derechos de uso y la gestión de su mantenimiento. Actualmente se está ejecutando la gestión de un pozo de agua en Misión San Francisco (Pichanal).

Trabajando asertivamente en la integración socio-comunitaria, se articularon acciones con cuatro ministerios de la provincia de Salta: Salud, Educación, Seguridad e Infraestructura.

En este marco, se dictaron talleres de salud intercultural y derecho indígena para agentes estatales y personales de la fuerza de seguridad de Salta, como así también talleres de empoderamiento jurídico comunitario en conjunto con ACIJ (Asociación Civil por la Igualdad y la Justicia).

Por su parte, la Fundación ProYungas, cosolicitante del proyecto, realizó un estudio de la situación socio-productiva en que se producen las artesanías en Alto de la Sierra y La Loma, con el objetivo de crear emprendimientos socio-productivos con las madres que asisten a los Centros de Atención a la Primera Infancia Con los resultados de dicho estudio se diseñó un plan de actividades a corto y mediano plazo para organizar, producir y comercializar artesanías. A partir de las reuniones y talleres organizados para las artesanas, lograron formalizar sus grupos de producción: asignaron roles de dirección y coordinación y establecieron nombres a sus grupos, logos, misiones y valores de cada comunidad. Adicionalmente se entregaron herramientas para la producción (machetes, guantes, cintas métricas, limas, etc.), se realizaron talleres para el manejo forestal de la materia prima (palma y chaguar) y para la estandarización de artesanías, inventarios y diseños.

Como evento de cierre de lo que fue el primer año de “Llegar al Norte”, Pata Pila organizó un encuentro de salud intercultural al que asistieron 72 referentes de 35 comunidades del norte de Salta. El mismo se efectuó en la ciudad de Tartagal, y tuvo como objetivo analizar la situación socio-sanitaria a dos años de la declaración de la emergencia.

Gracias al financiamiento de la Unión Europea, en el marco de este programa se generó una iniciativa innovadora dentro de la metodología de trabajo de Pata Pila, logrando establecer en tres municipios (Pichanal, Embarcación y Alto la Sierra) dos centros comunitarios compuestos por equipos interdisciplinarios de profesionales. A su vez, se trabajaron otros componentes como el de acceso a agua, y también se fortaleció la capacidad de resiliencia económica de los pueblos indígenas a través de la gestión comunitaria.

El proyecto sigue en ejecución en su segundo año con nuevos objetivos. Se prevé la continuación de las acciones realizadas en materia nutricional y acceso a agua. También está previsto el intercambio con mujeres artesanas Pilagá, la realización de un diplomado en derechos humanos y salud infantil para referentes comunitarios, el desarrollo de oficios para hombres y mujeres junto con el Ministerio de Educación, la incidencia en la reglamentación de leyes, entre otras.

También te puede interesar

Leave a Comment