Home NACIONALES YPF, la gran empresa argentina preparada para industrializar el litio

YPF, la gran empresa argentina preparada para industrializar el litio

by rularrondo

(Por Sergio Pintado para Sputnik).- Con un salar en Catamarca y una planta de baterías de litio lista en La Plata, la energética estatal YPF ya inició el camino hacia el objetivo de industrializar el litio en el país. En entrevista con Sputnik, el presidente de YPF Litio, Roberto Salvarezza, aseguró que el primer paso será abastecer la demanda local y el incipiente mercado regional.

El hallazgo de reservas de litio en la provincia de Formosa, ubicada en el norte de Argentina y considerada una de las menos ricas del país, podría catapultar la economía provincial y sumarla al mapa del ‘oro blanco’ que en el país ya tiene a las provincias de Salta, Jujuy y Catamarca.

El descubrimiento fue informado por el propio gobernador de Formosa, Gildo Insfrán, a través de Twitter: “Estudios recientes han permitido confirmar la presencia de litio en las áreas hidrocarburíferas del oeste formoseño”, destacó el gobernador.

A diferencia de otros yacimientos ubicados en salares, el reservorio detectado está en las aguas salinas que se producen durante la extracción de petróleo del yacimiento Palmar Largo, en el oeste de la provincia.

El gobernador aseguró que la noticia “abre grandes posibilidades de inversión y producción” en el territorio. Sabedor del valor estratégico del litio, el Gobierno formoseño ya prevé la construcción de una Planta Piloto de Extracción del mineral para avanzar en la producción del carbonato de litio, el elemento fundamental para la fabricación de baterías de, por ejemplo, vehículos eléctricos.

La Constitución argentina, que garantiza que los recursos minerales son propiedad de las provincias en las que son encontrados, hace que el hallazgo sea una gran noticia, en primer lugar, para Formosa. Sin embargo, también lo es para YPF, la histórica empresa de hidrocarburos cuyo socio mayoritario es el Estado.

YPF, columna vertebral de la industrialización del litio

Con una rica historia dedicada a la extracción de petróleo y gas en territorio argentino, YPF creó en 2021 la subsidiaria YPF Litio, con el objetivo de comenzar a pisar fuerte en un mercado estratégico en el mundo. Por si fuera poco, las reservas de litio en Argentina convierten al país en el cuarto exportador de carbonato de litio en todo el planeta.

En entrevista con Sputnik, su presidente, Roberto Salvarezza, valoró la importancia de que Formosa se incorpore al mapa del litio y adelantó que, si bien el mineral surgido de este hallazgo será extraído por la empresa energética provincial Refsa, YPF ya tiene acuerdos para “acompañar el desarrollo tecnológico” de la planta de extracción y trabajar en la purificación del mineral para asegurar que pueda ser utilizado para la fabricación de baterías.

Salvarezza respondió a uno de los interrogantes que atraviesan las naciones que, como Argentina, Bolivia y Chile, comienzan a explotar sus cuantiosas reservas de litio: ¿es posible que los países en desarrollo puedan industrializar el mineral?

El presidente de YPF Litio enfatizó que, así como “YPF no sólo extrae petróleo y gas sino que lo convierte en lubricante y combustible, siendo un industrializador de los productos”, también puede hacerlo con el litio.

El plan argentino implica, apuntó, transformar el litio extraído en carbonato de litio para exportar una parte e industrializar otra en el país, entre baterías para vehículos eléctricos y baterías para almacenar energía eólica y solar.

“Este es el camino que se está trazando YPF, que es el camino de su historia”, sintetizó.

Por lo pronto, la empresa estatal ya dio algunos pasos. Actualmente la energética estatal ajusta los últimos detalles de una planta de producción de celdas y baterías de litio que se instalará en la ciudad de La Plata, capital de la provincia de Buenos Aires. Fruto de una inversión total de 7 millones de dólares, la planta comenzará a operar en diciembre y, en una primera etapa, podrá abastecer la demanda local de baterías.

Salvarezza detalló que la primera producción equivaldrá a proveer a “unas 300 motos, unos 300 vehículos eléctricos, 50 o 60 autobuses y unas 1.000 baterías para almacenar energía”.

“La idea de esta primera etapa es abastecer la demanda interna; no está pensada para la exportación porque en la región la demanda todavía no es muy grande”, aclaró el jerarca, remarcando que sí existe la convicción de que la necesidad de baterías de litio en la región “va a ir creciendo”.

La planta en La Plata será abastecida principalmente por un salar de 20.000 hectáreas en la provincia de Catamarca que ya es administrado por YPF Litio.

La alianza con el triángulo del litio

El camino hacia la industrialización del recurso debería, según Salvarezza, contar con los esfuerzos coordinados de los integrantes del denominado ‘triángulo del litio’: Argentina, Chile y Bolivia. La propia YPF ya está trabajando en establecer los contactos necesarios con esos países, a través de Cancillería y el Ministerio de Ciencias argentino.

Así es que en las últimas semanas Salvarezza participó de encuentros en Chile y Bolivia, donde los tres países coincidieron en que la industrialización del mineral es la clave para darle valor agregado.

“La idea de los tres países es que hay que poner valor agregado e industrializar parte de esos recursos”, sintetizó.

El litio, una oportunidad para la ciencia y el medio ambiente

La producción de YPF Litio apunta a dotar de baterías de ión de litio a la creciente oferta de vehículos eléctricos en Argentina, así como facilitar el almacenamiento de la energía creada de fuentes renovables como parques eólicos o paneles solares.

Para Salvarezza, los usos de estas baterías permiten que YPF, tradicionalmente dedicada a los hidrocarburos, avance en dirección a una política más sustentable con el medio ambiente.

“Hoy en día la mayoría de las empresas que se dedican a gas y petróleo buscan bajar las emisiones de dióxido de carbono y posicionarse frente a las nuevas fuentes de energía renovable”, explicó.

Ahí es donde el desarrollo de la electromovilidad aparece no sólo como una industria pujante en el país, sino como una forma de contribuir con el cambio de matriz energética en el marco del combate al cambio climático.

La participación de la academia argentina es vital en este proceso. Para eso, YPF creó otra empresa, Y-TEC, en asociación con el Conicet (Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas), con la función de desarrollar en Argentina las tecnologías necesarias para la industria energética.

“El Conicet tiene 11.000 investigadores, 12.000 becarios doctorales y postdoctorales, 3.000 técnicos y 300 institutos. Lo que hay que lograr es orientar parte de esa investigación hacia los desafíos de la Argentina”, subrayó.-

TOMADO DE LA PUBLICACIÓN DE “SPUTNIK”

 

También te puede interesar

Leave a Comment