viernes 25 de junio de 2021 - Edición Nº933

Salud | 24 may 2021

Opinión

Restricciones intermitentes: La mejor estrategia sanitaria en paises donde su economía no resiste cierres prolongados.

El doctor en Ciencias Sociales, Investigador CONICET, Profesor UNTREF y UBA, Daniel Feierstein, publicó lo que se denomina hilo en la red social Twitter, donde desarrolla su postura con respecto a la eficacia de las "restricciones intermitentes" en paises donde la economía no resiste un aislamiento prolongado.


Daniel Feierstein:

"A partir de las medidas anunciadas el jueves y de la circulación reiterada del término "intermitente", abro hilo tratando de explicar algunas de las ventajas, posibilidades y límites de los cierres intermitentes y planificados

Cuando se analizan las estrategias mundiales de lucha contra la pandemia, la más exitosa ha sido contener el ingreso del virus: cierre de fronteras y control de todo viajero, cuarentena obligatoria durante varios días (5 a 7) y liberación con PCR negativo cumplido el plazo.

Tanto al inicio de la pandemia como cuando aparecieron variantes más contagiosas, se requería esta medida y cuesta entender (Alicia Castro insiste cada día en ello) por qué no se implementa ahora en nuestro país, por ejemplo para impedir el ingreso de la variante india

Sin embargo, ante la profusión de contagios (una vez q el virus ingresó y se descontroló la propagación) solo restricciones generales sobre los desplazamientos han logrado éxito en la contención. El rastreo y aislamiento de casos resulta exitoso solo con pocos casos diarios

Estas restricciones implicaron cierres de un mínimo de 5 semanas para, luego sí, permitir contener la situación posterior con testeos, rastreos y aislamientos. Sin embargo, el costo socio-económico de estos cierres es muy alto.

La pregunta es: ¿qué se hace en aquellas situaciones en las que el nivel de contagios es exorbitante, pero, en función del cansancio social o el sufrimiento económico, no se encuentran dadas las condiciones para un cierre estricto extendido en el tiempo, p/ejemplo de 5 semanas?

Es recién aquí donde la posibilidad de cierres intermitentes y planificados puede ofrecer una alternativa viable en una situación particularmente difícil. Veamos por qué, algo que también expliqué en mi libro "Pandemia", de reciente aparición

Lo que se constata en los cierres prolongados es que su aporte a la baja de contagios tiende a degradarse. El cumplimiento es eficaz los primeros días y va bajando progresivamente. Es difícil "congelar" actividades y las violaciones a las restricciones se multiplican

Por otra parte, la "renovación" de las restricciones (algo que ocurrió mucho en 2020) desanima a la población, le quita credibilidad a la palabra pública y vuelve incierto e impredecible el futuro cercano, lo que genera desazón y malestar general

Por el contrario, las restricciones intermitentes maximizan el momento de restricción (al establecer plazos cortos, donde no opera la degradación) y su carácter planificado permite ordenar la vida con anticipación, priorizando las actividades en los momentos de apertura

Cada período tiene un mínimo (el ciclo de contagio, que se estima entre 7 a 10 días, aunque se discute para las variantes) y un máximo (cuánto se puede sostener su cumplimiento sin generar degradación, una dimensión especulativa que se puede calcular después de cada ciclo)

Si los ciclos de cierre logran una disminución del R superior a su aumento en los ciclos de apertura, el sistema puede tener efectos similares o superiores al de cierres extensos con un costo mucho menor en términos económicos, políticos, sociales y psíquicos

El ciclo propuesto con las medidas anunciadas el jueves es el más "aperturista" de los posibles, al establecer 9 días de cierre (un mínimo del circuito de contagio) contra 12 de apertura (con el cierre del fin de semana intermedio, cuya utilidad es discutible)

Es posible que sea un modo de testear si ese plazo mínimo (9 días) logra nula o muy baja degradación, maximizando el esfuerzo. Sería recomendable acompañarlo de una explicitación de objetivos: nivel de contagios semanales al que se quiere llegar, lo que puede simularse

A su vez, al encontrarnos en medio de una campaña de vacunación, las variables se potencian ya que la baja de circulación de los ciclos de cierre se ve favorecida por la baja que va generando la inmunidad de aquellos vacunados, permitiendo un efecto conjunto positivo

Pensar en un esquema de ciclos alternados de cierres y aperturas (9-12, 16-12 o 16-19 son tres modelos que hemos simulado hace ya mucho tiempo con Rodrigo Castro y Ernesto Kofman) puede aportar una salida original a este momento tan difícil de la pandemia

Dado q el objetivo es afectar lo mínimo posible la actividad económica, es lógico q los fines de semana adyacentes se sumen a los períodos de cierre, de allí el motivo de los esquemas de 9 o 16 días (una o dos semanas con sus fines de semana) o la elección de un feriado

Las condiciones de posibilidad de estos esquemas son: a) respetar y controlar el ciclo de restricciones, b) respetar las promesas de apertura, c) comprometer a la sociedad en el logro de objetivos comunes y d) anunciar con tiempo suficiente los ciclos

En este momento de la pandemia, cada uno de nosotros conoce a un ser querido que ha sufrido de modo grave la enfermedad, así como todos sufrimos los efectos económicos, sociales y psíquicos de las restricciones

Acompañar los cuidados mientras avanzamos en el proceso de vacunación resulta fundamental para intentar que el costo de esta situación sea el menor posible y que podamos ir dejando atrás la crisis del Covid-19

Los cierres intermitentes y planificados no son la mejor fórmula para lidiar con esta pandemia, pero quizás sean la mejor en estas condiciones de la sociedad argentina en mayo 2021. ¡Acompañemos este nuevo intento de enfrentar juntos y de modo solidario esta catástrofe!"

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias